Peligro por no hacer ejercicio físico

Peligro por no hacer ejercicio físico

Peligro por no hacer ejercicio físico

 

¿Que le pasa a nuestro cuerpo cuando dejamos de hacer ejercicio físico? Tanto si paramos unas semanas por cierre de tu centro de entrenamiento o por vacaciones, o como si abandonamos el entrenamiento durante un largo periodo de tiempo, nuestro cuerpo experimenta cambios, y no son nada buenos para nuestra salud.

 

Mucho se habla y se ve en redes sociales de lo beneficioso que es para la gente realiza ejercicio físico, pero ¿sabemos que le pasa a nuestro cuerpo cuando paramos por un largo periodo de tiempo?

 

Los principales síntomas o peligros que pueden aparecer por dejar de practicar ejercicio físico son:

 

  1. Nos encontramos psicológicamente apáticos (la conexión cuerpo/mente se debilita cuando se está inactivo), el cerebro empezará a cambiar y puede aparecer la denominada niebla cerebral o no sentirse tan alegre. Al hacer ejercicio nuestro cuerpo produce endorfinas que hacen que nos sentamos bien y nos sentimos que podemos afrontar cualquier situación. Estudios dicen que los síntomas de depresión por dejar de hacer ejercicio físico pueden aparecer después de unos días.

  1. Nuestros músculos se encogen. Lo que se llama, «atrofia muscular». Tu fuerza va disminuyendo. Durante nuestra inactividad empezaremos a perder masa muscular muy rápidamente. Los músculos que hemos estado tanto tiempo trabajando en nuestros entrenamientos se van a reducir en pocos días.

  1. Nuestro nivel de energía cae en picado. Nos sentimos cansados todo el día, nos cuesta hacer cosas cotidianas como subir escaleras y llevar la compra. Hay que moverse, la actividad nos devolverá la energía a nuestro cuerpo.

  1. Nuestra calidad de sueño empeora. Cuando no hacemos ejercicio de forma habitual disminuye el tiempo de sueño y durante el día estamos con sensación de estar apagados. También nos puede costar más a reconciliar el sueño.

  1. Tendremos repentinas apariciones de dolores por todo el cuerpo debido a que nuestros músculos estarán relajados. Los principales dolores nos afectarán la zona lumbar por estar tanto tiempo sentados, así como cuello, o las piernas.

  1. Incrementaremos nuestra grasa visceral (por la inactividad), los huesos se debilitan y padecen riesgo de padecer osteoporosis (La osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Así, los huesos se vuelven más porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad).

  1. Padecemos el riesgo de padecer diabetes (la inactividad obstaculiza la función de la insulina)

  1. Y muchos otros…

 

Consejos para todas las personas que están en situación de poca o nula actividad física:

 

  • Mejora tu postura en tu puesto de trabajo. La pantalla del ordenador a la altura de los ojos, teclado separado de la pantalla, sentado de forma correcta
  • Toma mini descansos para levantarte, estirarte, cambiar posición y respirar hondo
  • Reposiciona tu silla y estira tus piernas
  • Come fruta 2-3 veces al día
  • Toma vitamina D y calcio
  • Bebe agua 2-3 litros de agua al día
  • Lleva una dieta equilibrada
  • Realiza ejercicio físico de forma habitual

 

Y deja que la magia ocurra en tu cuerpo.

Si necesitas un empujón para cambiar tus hábitos ven a Ánimae y descubre un servicio 5 estrellas que te cambiará la vida para mejor.



Abrir chat